MacSfera

Nueva guía para tomar apuntes en el iPad. Aprende cómo escribir a mano y gestionar todas las asignaturas. ¡Actualizada con los nuevos iPad Pro!

El iPad como equipo de trabajo

Publicado por

El iPad como equipo de trabajo

Desde hace unos años, Apple está insistiendo en hacernos ver que el iPad es una herramienta magnífica para trabajar y hacer cosas, pero bajo mi humilde punto de vista, todavía le queda mucho terreno por cubrir y muchas modificaciones por hacer.

Y es que, para que un dispositivo que está pensado como complemento de un ordenador y enfocado al consumo, cree contenido, necesitas hacer varios cambios importantes porque si no dificultas mucho el trabajo y la gente acaba por prescindir de tu herramienta.

Leí un artículo de Viticci —creador de Macstories— en el que comentaba que el iPad Air 2 se había convertido en su ordenador principal. En dicho artículo explicaba cómo lo usaba a todas horas y para casi todo. La lectura me hizo pensar en dos cosas:

  1. Fue el desencadenante del rediseño que le di al uso de mi iPad. Pensé que si este blogger lo usaba como su ordenador principal, yo también podía encontrar un uso para volver a sacar partido al dispositivo.
  2. Me hizo pensar bastante en los cambios que creía que debía haber en el iPad para que realmente se cumpla el deseo de Apple de que la gente lo use para crear cosas y trabajar.

Siendo sinceros, sí que se pueden crear cosas ahora mismo con un iPad, pero en prácticamente todos los casos es necesario un ordenador para poder completar la tarea, y no precisamente porque el iPad no tenga rendimiento, sino por cómo está diseñado.

Hardware

iPad Mini con un cable Lightning

Sin ninguna duda, el hardware es una de las cosas que tienes que cambiar. Por suerte, Apple ya se ha anticipado a este hecho dotando al iPad Air 2 de una potencia digna de un ordenador y un diseño increíble, pero aún quedan cosas por pulir.

Se me ocurre a primera vista el cable de carga. Si Apple quiere que podamos trabajar independientemente con el iPad, el cable que debe incorporar debe ser más largo. No puede pretender que el metro de cable que da ahora nos sirva para el futuro. Ese cable está muy bien para conectar nuestro iPad a un ordenador y usarlo, o conectarlo a la luz y dejarlo sobre la mesita de noche para cargar. Pero no, ahora el iPad debe actuar como nuestro propio ordenador y necesitamos cierta distancia con el enchufe para poder seguir trabajando aunque se esté cargando 1.

Software

Este apartado es en el que más pensé. iOS 8 tiene tantas carencias importantes que me sorprende que Apple quiera anunciar a bombo y platillo el concepto antes mencionado. No voy a tratar errores del sistema (que no son pocos) sino más bien cambios que deberían aplicarse para conseguir el objetivo deseado.

Lo primero que me vino a la cabeza fue un gestor de archivos. Por supuesto, como para no pensarlo. En el iPad, si queremos abrir un archivo, es necesario abrir primero la aplicación. Eso supone además que el archivo, si es compatible, se encontrará únicamente en la carpeta de dicha aplicación ubicada en iCloud Drive. Con el gestor de archivos no sólo podríamos ordenar como quisiésemos los documentos, también podríamos abrirlos con distintas aplicaciones y prescindiriamos de iTunes para dicho cometido 2.

Otra de las cosas que Apple debería modificar es su ritmo de actualizaciones. Rara es la versión de iOS que llegue al X.3, o tan siquiera al X.2.5, y no es por falta de errores que corregir o cosas que implementar. Si pretende que un usuario use su iPad para crear contenido a un nivel profesional, debe hacer que el avance del sistema sea continuo y no se demore tanto como ya lo hace, porque nadie sería capaz de trabajar en unas condiciones en las que el sistema tiene fallos comunes como los que pueda tener iOS 8 y no hay solución rápida.

Los esfuerzos de Apple

El iPad en el trabajo

Obviamente, Apple está tomando cartas en el asunto con todos estos temas, empezando por el ya mencionado incremento de potencial en el iPad Air 2, como su diseño súper fino y ligero. También se ha aliado con IBM (quien lo iba a decir) para producir una serie de aplicaciones orientadas a empresas para que puedan utilizar los iPads en sus puestos de trabajo. Y han ampliado el tamaño máximo que puede tener una aplicación que pasa de 2 a 4GB, lo que da la posibilidad de tener herramientas más potentes en nuestros dispositivos.


Creo que el iPad es una herramienta muy poderosa: es portátil, con gran autonomía, fácil de manejar y versátil. Pero si no se lleva por el buen camino de poco te sirve. Para un usuario puede que esté bien tener aplicaciones que le muestren Twitter o YouTube, pero un trabajador necesita un dispositivo que sea mejor que lo que ya tiene. Y actualmente el iPad no cumple con esas expectativas.

No es una crítica despiadada acerca de lo mal que lo está haciendo Apple, no, las cosas llevan su tiempo, el iPhone no es lo que es ahora cuando salió. Todo tiene un proceso de evolución, pero el iPad ya se ha asentado el mercado y creo que es hora de guiarlo por el camino que tanto predican.


  1. La batería ayuda a omitir este hecho, pero aún siendo consciente de esto, más de una vez he tenido que buscar un prolongador para el cargador.
  2. Ahora mismo, si queremos abrir una película con VLC es necesario que primero la pasemos a la aplicación a través de iTunes. Por supuesto, aunque la peli esté en el iPad, no podremos abrirla con ninguna otra aplicación.

Artículos relacionados

Comentarios

Pablo es la persona detrás de MacSfera, le apasiona la tecnología y adora Internet. Le gusta hablar de dispositivos y aplicaciones con un punto de vista personal y variado.