MacSfera

Nueva guía para tomar apuntes en el iPad. Aprende cómo escribir a mano y gestionar todas las asignaturas.

¿Un iPhone grande?

Publicado por

iPad Air 2 y iPhone 6

Al principio, cuando el iPad fue presentado, el concepto de que sólo era un iPhone grande circulaba por ahí entre algunos grupos de expertos tecnológicos —anti Apple normalmente.

Yo, al igual que unos cuantos millones de personas —visionarios por nuestra parte— sabíamos que no, que el iPad iba mucho más allá y que iba a cambiar la relación de muchas personas con la tecnología y la informática. Esto, obviamente no lo supe cuando Apple mostró el producto, lo supe cuando vi a mi padre juguetear con uno 20 minutos mientras yo acudía a una cita en la Genius Bar.

Al acabar me manifestó que le había gustado y quería uno. Poco tiempo después, él y mi madre disfrutaban de las ventajas del dispositivo cuando antes ni si quiera usaban el ordenador para ocio. Desde entonces no ha habido día en el que no hayan usado el iPad para leer el correo, las noticias, investigar sobre cosas, gestionar la banca, ver vídeos o incluso jugar. No hay día en el que no les vea con el iPad en la mano una vez por lo menos. Y eso me encanta.

Es un dispositivo sumamente sencillo que destroza la barrera tecnológica entre las personas que no sienten curiosidad por ella. Facilita un montón las cosas y gracias a los desarrolladores cada vez más y más.

Fue ahí cuando se confirmaron mis sospechas de que el iPad era de todo menos un iPhone grande, fue ahí cuando empecé a desear uno para mi propio uso y fue ahí cuando se abrió ante mí una nueva forma de interactuar con la tecnología.

iPhone, iPad Mini y iPad Air 2

Un tiempo después de disfrutar de los beneficios del dispositivo, Apple se empeñó en promocionar el iPad como un equipo de trabajo y me introdujo una sensación poco pura puesto que a pesar de que sus palabras lo decían, sus acciones no lo demostraban.

Hace unos meses manifesté ciertas carencias del iPad que echaban por tierra ese concepto de trabajo de Apple. Hoy, y tras ver el futuro de iOS, puedo ir despidiéndome poco a poco de esa teoría puesto que Apple se ha puesto las pilas con el iPad.

Las nuevas mejoras hacen que el iPad sea un dispositivo único. Al tener características exclusivas, como la multitarea real y el nuevo teclado, despejas todas las dudas posibles de que sea un iPhone grande, y encima me quitas esa sensación de engaño al proveernos con funciones que hacen del iPad una herramienta digna de trabajo. Por fin empiezo a ver movimientos por parte de la empresa para enfocar el gran producto que crearon hacia ese nivel que tanto llevan anunciando.

Además, esto se ve claramente porque la multitarea (con sus distintos modos) puede ser implementada en todas las aplicaciones 1, Siri funcionará con aplicaciones de terceros, la búsqueda va más allá ofreciendo resultados de aplicaciones no nativas y los nuevos botones del teclado junto con los atajos de teclado pueden ser personalizados según el desarrollador.

Apple por fin empieza a ser consciente de que sus usuarios usan muchas más aplicaciones de terceros que nativas y por eso ya no pone trabas, sino que ayuda a que esas aplicaciones de terceros sean mucho más eficientes y productivas de cara al usuario que las utiliza.

iPad Air 2 y iPhone

Llevo un tiempo pensando en renovar mi iPad de tercera generación. De momento no le pasa nada grave, la batería le falla un poco y la memoria escasea, pero para los usos que le doy me viene muy bien. La cosa es que para el siguiente año escolar tenía pensado un uso más intenso y cabía la posibilidad de que este terminal no estuviese a la altura. Además, después del fiasco que me llevé a los pocos meses de comprarlo 2, creo que sería un buen momento para renovarlo.

La renovación se produciría con la presentación del siguiente modelo y, como he dicho, era algo que estaba en el aire. Pero el lunes me gustó tanto lo que vi, disfruté tanto a medida que iban saliendo las novedades, que decidí hacer la renovación prácticamente sin importar el modelo que presentasen.

Hasta que eso ocurra –intuyo que septiembre u octubre– tendré que resignarme a esperar iOS 9 y a estas fantásticas novedades puesto que no es hasta otoño cuando Apple tiene pensado liberar la nueva versión.

Me gusta el rumbo que está tomando la empresa, siento que el hermetismo de iOS se va reduciendo de manera controlada y constante, abriendo un abanico muy grande de posibilidades y me gustaría ver en las próximas keynotes más novedades de iOS como ha ocurrido en el pasado antes de lanzar la versión final.

Imágenes Fontaine Virgile Ben Miller LWYang


  1. Pensar en no hacerlo sería descabellado, pero no es la primera vez que Apple se reserva una función para sí mismo y no la libera hasta años después de presentarla
  2. Este modelo de iPad sólo estuvo en el mercado 6 meses, el tiempo que tardó Apple en desbancarlo por el nuevo modelo de cuarta generación. Este hecho me dejó bastante mosqueado.

Artículos relacionados

Comentarios

Pablo es la persona detrás de MacSfera, le apasiona la tecnología y adora Internet. Le gusta hablar de dispositivos y aplicaciones con un punto de vista personal y variado. También se le puede encontrar en MyLaif y Quidditch.