MacSfera

Nueva guía para tomar apuntes en el iPad. Aprende cómo escribir a mano y gestionar todas las asignaturas. ¡Actualizada con los nuevos iPad Pro!

Ampliando la memoria RAM de mi iMac

Publicado por

Cambiar memoria RAM iMac

En 2012 el iMac llegó a mi vida, y antes de comprarlo tuve que hacer una pequeña elección: más memoria RAM o Fusion Drive. En aquel momento los SSDs no eran tan populares como hoy en día y un joven Pablo dudaba entre una cosa u otra. Acabé eligiendo Fusion Drive.

Hoy, 7 años después, puedo afirmar con rotundidad que fue una gran decisión. El motivo por el cual opté por Fusion Drive fue muy sencillo: el día de mañana, cambiar la memoria RAM es más fácil que cambiar el disco duro. Lo que no esperaba es que pasasen tantos años hasta que ese momento llegase.

Estos últimos meses, si bien mi uso del iMac ha sido más relajado que en otros momentos de mi vida, sí he notado ese envejecimiento del ordenador y cómo sus características iniciales se iban quedando anticuadas para rendir a un ritmo adecuado. ¿Mi solución? revitalizarlo ampliando la RAM.

La verdad es que poco hay que contar sobre el proceso de ampliación de RAM para Mac. En los Macs que lo permiten, es sumamente sencillo, y Apple cuenta con instrucciones para todos ellos: desde el tipo de RAM que necesita cada ordenador, hasta los pasos a seguir para instalarla satisfactoriamente.

Aún así, me parece digno mencionar un par de cosas al respecto:

Los “Made for Mac” no son necesarios

Memoria RAM para iMac

Si bien la memoria RAM que yo he comprado tiene un gran y vistoso “Made for Mac” en la caja, desde ya os digo que no es necesario. Las memorias tienen una serie de características, de modo que con comprar una que tenga las mismas cualidades que describe Apple, debería bastarnos.

Pero, aun así, yo he comprado una con el “Made for Mac”, ¿por qué? Muy sencillo: porque era, con diferencia, más barata que el resto de opciones que estuve mirando. Sin más.

Aparte de esas características que se mencionan en fábrica, hay otras muchas que hacen que dos memorias del mismo tipo sean de mejor o peor calidad. Está claro que las más baratas serán de peor calidad, pero a lo que voy es a que la etiqueta “Made for Mac” no debe hacer que el precio sea superior, deben ser esas características. Y de vosotros dependerá si queréis pagar más o menos para tener una memoria de mayor calidad.

Así que antes de comprar nada, evaluad bien las diferencias entre los modelos que estéis valorando 1, y cuando veáis que el precio está justificado, decidid la que queráis, pero no os tiréis a por la que está “Made for Mac” sólo por este simple hecho.

No está demás que una vez que tengáis un modelo elegido, busquéis qué tal funciona en Mac, para ver las opiniones del resto de clientes.

Los 3 pitidos de la muerte

Memoria RAM de Apple iMac

A pesar de que la instalación es un proceso sencillo, siempre puede salir algo mal, y es importante saber cómo nos lo va a hacer saber nuestro Mac.

Si la instalación de RAM no ha ido bien, nuestro Mac emitirá 3 pitidos cada pocos segundos.

Nos bastará con apagar el ordenador y revisar cómo hemos instalado las tarjetas de memoria. Estas son algunas de las acciones que podéis hacer:

  • La zona está expuesta al polvo, de modo que hacer una limpieza de las tarjetas y las ranuras puede ayudar
  • Revisad que las tarjetas se han insertado bien en sus ranuras. Al no tener un seguro de plástico –como muchas placas base de ordenadores de sobremesa– es difícil saber si hemos insertado correctamente las ranuras, hay que revisarlo para estar seguros de que están bien colocadas
  • Si como en mi caso el Mac permite más de dos tarjetas, y vais a conservar las originales de Apple, insertad las nuevas en los huecos restantes aunque aparentemente no tenga sentido el orden final 2

Después de revisar la instalación, iniciamos el ordenador y todo debería ir bien. Si no, revisadlo todo, incluidas las características de la memoria RAM, no vaya a ser que nos hayamos confundido al comprarla, o nos la hayan mandado mal.


Memoria RAM iMac

Por ahora, con este sencillo movimiento, he conseguido que mi iMac vaya mejor. Y tengo muy claro que el siguiente paso será instalar un SSD, como ya hice en mi antiguo –y aún funcional– MacBook Pro.

Por lo que he podido ver, esta situación se repite en varios de vosotros, así que me alegra saber que con una inversión mínima el buen resultado se nota, haciendo que nuestros cerrados Macs amplíen un poco más su vida. Es por eso por lo que celebré que el nuevo Mac mini recuperase la modularidad en la memoria RAM.

En cualquier caso, aquí os dejo la memoria RAM que yo he comprado, por si os puede ayudar a la hora de elegir componente para darle más vida a vuestro Mac.

Memoria RAM Amazon


  1. Google es vuestro amigo para todas las características que no conozcáis.
  2. En mi iMac las tarjetas de Apple estaban en las posiciones 2 y 4. Mi nueva memoria RAM ha sido insertada en las posiciones 1 y 3, de modo que están todas ellas mezcladas, algo que puede chocar, pero es totalmente normal.

Artículos relacionados

Comentarios

Pablo es la persona detrás de MacSfera, le apasiona la tecnología y adora Internet. Le gusta hablar de dispositivos y aplicaciones con un punto de vista personal y variado.